Skip to content

¿Cómo optimizar metadescripciones para el marketing médico?

image

Así como las redes sociales son importantes para captar la atención de los clientes, también lo es el sitio web de tu clínica, consultorio u hospital. Por lo que una de las funciones principales de un sitio web es de igual manera atraer a pacientes mediante el blog.

Al crear un blog puedes utilizar las metadescripciones, las cuales te ayudarán a lograr un impacto con tus lectores.

Si no habías escuchado acerca de ellas, no te preocupes, a lo largo de este texto, te diremos qué son, cuáles son sus funciones y cómo puedes optimizarlas de manera que sea más fácil para el marketing médico.

¿Qué son las metadescripciones?

Las metasdescripciones son etiquetas HTML que ofrecen una síntesis de los contenidos que hay en una página, un blog o sobre un producto o servicio.

Este breve texto es recogido por Google en las SERP’s y los usuarios lo pueden visualizar justo por debajo del título de cada resultado que se les muestra.

Las metadescripciones bien estructuradas y persuasivas aumentan las probabilidades de que los usuarios hagan clic en los contenidos y compartan los mismos, creando así una cadena de interés con otros usuarios. 

Por otra parte, aunque no es un factor que sea considerado para el posicionamiento de un sitio web, sí se relaciona directamente con el CTR, es decir, con el tráfico orgánico, el cual, sin duda es tomado en cuenta para el posicionamiento SEO.

Si generas una metadescripción atractiva, existirán más posibilidades de ganar un mayor número de clics, cuando tu contenido aparezca en las SERP’s y por lo tanto, un mejor posicionamiento en Google.

Aspectos clave para optimizar las metadescripciones 

Antes de enfocarte en escribir las metadescripciones de tu sitio web, toma en cuenta que Google necesita comprender cuál es la relevancia de tu página para los usuarios, por eso es importante que en ellas reflejes los motivos por los que deben confiar en tus contenidos.

Cuida la extensión

Es conveniente que sepas que las metadescripciones tienen una extensión específica, estas no deben exceder los 156 caracteres o los 920 pixels, ya que de lo contrario, te arriesgas a que el texto se vea incompleto a la hora de que aparezcan en las SERP’s.

Crea metadescripciones únicas

Al igual que los títulos y las páginas, las metasdescripciones deben ser diferentes para cada producto o servicio que ofrezcas, ya que tener los mismos textos para cada elemento no resultará atractivo para los usuarios y tampoco sumará a tu posicionamiento en Google.

Sé muy descriptivo 

Recuerda que la función principal de estas etiquetas HTML es resumir el contenido que los usuarios encontrarán en una página, por eso es muy importante que ofrezcas la mayor cantidad de detalles posible. No obstante, también es fundamental que estas no reflejen algo que las personas no encontrarán, evita sonar sensacionalista.

Apuesta por la objetividad

No generes textos rebuscados, procura ser claro y objetivo en el mensaje que transmitas. Termina la idea que expongas y evita que la misma quede inconclusa, a menos que tu objetivo sea generar curiosidad entre los consumidores.

Usa la palabra clave principal

Es muy importante que incluyas la palabra clave principal, que describa tus productos o servicios y con la que te quieras posicionar, ya que cuando los usuarios realicen su búsqueda, éstas serán las primeras palabras que podrán leer sobre el contenido que les ofreces y de ellas dependerá si visualizan o no tu sitio web.

Enfócate en tus clientes

Las metasdescripciones de tus productos o servicios deben concentrarse en el beneficio que le ofrecen a tus pacientes, a través de estas puedes reflejar cómo responde a sus necesidades, gustos e intereses.

Usa un tono adecuado

El tono en el que redactas estas etiquetas HTML también es importante. Asegúrate de utilizar un tono atractivo y activo. Esto podría ayudar a los motores de búsqueda a comprender por qué tu web es útil para los consumidores.